Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información en: Política de Cookies.

TWITTER @NachoMateos

domingo, 6 de septiembre de 2015

El "amariconamiento" del fútbol


Vaya por delante que estoy en contra de la violencia en el mundo del fútbol, creo que sobra y que es totalmente innecesaria.
Voy a repetirlo otra vez porque estoy convencido de que algunos no se han enterado, ni se van a querer enterar de lo que pretendo decir: Estoy en contra de la violencia en el fútbol.

Ahora bien, donde algunos están llevando al fútbol me parece vergonzoso, puesto que el fútbol es fútbol desde el mismo instante que nació. No es una obra de teatro, es fútbol, y de esto algunos siguen sin enterarse...

Yo amo el fútbol, me encanta. Es más, no concibo mi vida sin el fútbol, pero el fútbol se "amariconó" desde que se prohibió que el equipo visitante saltase el primero al circulo central para llevarse su buena bronca corresondiente. O en su caso, porque también lo he vivido, que ese equipo visitante recibiese una gran ovación.
Ahora algunos se la cogerán con papel de fumar y me criticarán por utilizar la palabra "amariconamiento" o por decir lo que en ningún caso digo, pero... allá ellos con su "comprensión lectora". Nada nuevo bajo el sol.

Cuando se prohibió que los equipos saltasen en solitario al circulo central para ser ovacionados o abucheados, se puso en marcha ese paripé del "Fair Play". Pero para mi el juego limpio es otra cosa muy distinta a un abucheo o a una gran pitada, o a que el aficionado tenga que ver un partido sentado en vez de vivirlo de pie...
El juego limpio son unas normas para todos iguales, insisto: para todos iguales. Tanto en la hierba como en los despachos, y por supuesto en las gradas. Ojo, en todas las gradas y no sólo en las del Ramón Sánchez Pizjuán.

Pero claro, luego sale el presidente del Sevilla FC manifestando públicamente en la prensa que "en el Ramón Sánchez Pizjuán es donde más se insulta" y uno se lleva las manos a la cabeza...
¿No estuvo en Sr Castro en Málaga en la primera jornada de Liga?, y si estuvo... ¿tenía tapones en los oídos?
Y hoy domingo se destapa nuestro presidente con otro titular en la prensa: "Tengo que conseguir un Sevilla-Betis sin insultos".
Yo de verdad es que no doy crédito o algunos viven en "los mundos de Yupi".
Pero es que todavía hay mucho más, esperen a mañana lunes, ya que el Diario Marca publicará las declaraciones del Sr José María Cruz, y en este caso serán los pies los que habrá que llevarse a la cabeza...

Los señores Castro y Cruz lo que deben de hacer es poner los huevos donde tienen que ponerlo, porque en esta temporada, y antes del primer cántico inapropiado en el Ramón Sánchez Pizjuán, lo que hicieron es volver a poner a doscientos vigilantes de seguridad en la grada de Gol Norte.
Insisto, ni estoy a favor de la violencia, ni tampoco que se insulte en el fútbol (hay muchas maneras de protestar sin insultar), pero... "o todos moros, o todos cristianos", porque a la justicia no se le puede llamar justicia desde mismo el momento en que deja de ser justa.

Violencia en el fútbol no y mil veces no. Pero en muchos estadios hay más violencia y mucho más odio al fútbol en los palcos que detrás de las porterías. 
Porque los asesinos, los de verdad, siguen sin recibir su merecido al permanecer amparados en los ineptos dirigentes que desgraciadamente llevan las riendas del fútbol.
Y es que algunos son tan torpes, que se van a cargar lo único de verdad que queda en el fútbol: la afición. Esa que sufre y disfruta con su equipo, que es muy distinto a los que están en el fútbol sólo por sus intereses personales...

Aasí que el que se crea eso de que sólo se insulta en el Ramón Sánchez Pizjuán que "compre la burra" que nos están intentando vender, yo por supuesto que no la compro. Es más, hasta me molesta que intenten vendérmela.

Saludos.






5 comentarios:

  1. Estoy en total desacuerdo. Futbol es futbol sí, pero el constante insulto y el todo vale por ser futbol el futbol no aporta nada. No es normal ir a un partido y encontrarse a un lado a un señor con la vena hinchada recitando todos los insultos posibles, ya sea al arbitro, o al rival. El no insultar no es amariconamiento, el futbol seguirá igual de pasional como son los 89 min restantes en el pizjuan, no es necesario empañarlo por ese otro min. Se seguirá cantando, se seguirá aplaudiendo, se seguirá abucheando y se seguirá silbando, pero el insulto debe y va a desaparecer, y cuando en un par de meses sea una normalidad ya nadie se acordará, ni nadie pensará que el futbol se vive peor que antes porque no se puede insultar. Al final no es futbol, es un reflejo de la sociedad que somos, y erradicar esto nos hará bien a todos. Estoy seguro.

    ResponderEliminar
  2. Nacho estoy completamente de acuerdo contigo, los q hacen daño al fútbol son los q viene a aprovecharse y se lo llevan, no la afición q es la única q siente. Un salu2

    ResponderEliminar
  3. Nacho tienes toda la razón, la que nos está cayendo y los asesinos aun sueltos. Pepe Castro de lo que se tiene que preocupar es en defendernos y no en echarnos mierda encima con sus desafortunadas declaraciones. Vergüenza le debería de dar que siempre coja a su afición de conejillo de indias

    ResponderEliminar
  4. Cada uno que piense lo que quiera pero ya os digo yo que en un barça -madrid no se recita precisamente poesia contra los jugadores del equipo rival.El asunto es que eso pasa en todos los estadios,repito TODOS,pero solo parece que se escuchan los insultos de los sevillistas.Ya sea en casa o a domicilio.O todos moros o todos cristianos.Ya esta bien.Saludos desde Andorra

    ResponderEliminar

En LATIDOS DE NERVIÓN podrás escribir todo aquello que quieras comentar, pero es imprescindible que lo hagas con respeto, educación y sin insultos ni amenazas.
El autor del blog únicamente se responsabiliza de los artículos que él elabora y publica, pero no de los comentarios que dejen otras personas.
Es posible que tu comentario tarde en ser publicado, pues antes tiene que ser moderado.
Si tienes alguna queja, sugerencia o cualquier otra cuestión, puedes enviar un email a: nacho@latidosdenervion.com y te atenderé lo antes posible.
Gracias por tu visita.

Últimas publicaciones:

Visitantes en Latidos de Nervión:

Archivos Post de LATIDOS DE NERVIÓN: