Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información en: Política de Cookies.

viernes, 17 de abril de 2015

Que no, que nunca se rinde...


Otro capítulo más. Y van...
Otra noche mágica en Nervión. Y van...

Y es que no sólo las lenguas antiguas son las que pueden contar que el Sevilla FC nunca se rinde, porque las lenguas modernas también pueden dar buena nota de ello con ejemplos a puñados...

El equipo más grande del sur de España, ese que por ahora ha sido campeón europeo hasta en cuatro ocasiones, ha vuelto a levantar un resultado en su estadio. 

En esta ocasión la víctima que ha mordido el polvo de Nervión ha sido el campeón ruso, el Zenit. Y son ya 33 partidos oficiales de forma consecutiva, los que lleva el Sevilla FC imbatido en el Ramón Sánchez Pizjuán. 
Un fortín inexpugnable donde nadie gana, y eso que los rivales que pasan por aquí no son la Ponferradina, el Leganés... o el filial del Barcelona.

Y eso que la primera parte del Sevilla ha sido desastrosa.
Irreconocible e inexplicable.
De Coke mejor no hablo, entre otras cosas porque no tengo nada nuevo que decir que no haya dicho mil veces ya. Malo en defensa y mediocre en ataque. Culpable de que el rival tenga una autopista en su banda izquierda, y culpable por aparecer en casi todas las fotos de los goles que le hacen al Sevilla FC.

Pero vuelvo al partido, me parece mentira que se tiren 45 minutos a la basura de esta manera.
Inconcebible que al rival se le ponga una alfombra roja para hacer lo que le venga en gana...

Pero la segunda parte fue otra cosa bien distinta (viéndola aún te entra más mala leche tras recordad el primer tiempo).
El Sevilla FC se ata los machos y pelea, disputa, empuja... y saca la casta, el coraje y el fútbol.
Y ante esto el campeón ruso recula, se mete en su área... y es un juguete roto en manos del Sevilla FC.

Y una vez más el partido se remonta y si no es por un árbitro que debería de haberse quedado en Holanda cogiendo tulipanes... la eliminatoria hasta pudo quedar casi sentenciada, porque vaya penalti que no ha querido pitar el señorito holandés.
Uno como este quiero yo la semana que viene en San Petesburgo.

Y que pena la ocasión de Bacca... pero bueno, nadie dijo que fuera fácil. Y de esto también sabemos un rato.

No es mucha renta el 2-1 para viajar a Rusia en la vuelta de unos cuartos de final de la Europa League, pero tal y como se habían puesto las cosas... es buena la renta.
Ahora bien, allí hay que salir a por ellos y metiendo la pierna desde el primer minuto.
No es bueno estar jugando con fuego porque alguna vez te puedes quemar, así que de tonterías ningunas. 
Mientras antes se consiga un gol... antes se le baja los humos a esta gente.
Es la ley del fútbol. Y para volver a ser campeón hay que jugar al fútbol de verdad. Y si es posible hacerlo desde el pitido inicial.
Así que ventaja al rival ninguna. No vaya a ser que la aprovechen...

Mientras tanto a disfrutar, que hay que hacerlo.
Porque ha vuelto a quedar claro que no, que nunca se rinde...

Lo decían las lenguas antiguas sí, y también las lenguas modernas dan buena cuenta de esta gran verdad de un campeón llamado Sevilla Fútbol Club.

Buenas noches. Buenísimas noches.

Saludos.


Foto: ElDesmarque


Últimos 10 Post Publicados:

Visitantes en Latidos de Nervión:

Archivos Post de LATIDOS DE NERVIÓN: