Utilizamos cookies que nos permiten ofrecer nuestros servicios. Si continúas navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información en: Política de Cookies.

jueves, 27 de noviembre de 2014

¡QUÉ PENA...!


Grupo facilón, con tres rivales del montón, y el Sevilla FC no ha ganado ni uno de los tres partidos disputados de visitante. Es más, empató dos cuando ni siquiera mereció eso.
Es lo que tiene salir a especular, a no jugar a nada... ¡Qué pena!

Lo mismo es que el Feyenoord tampoco juega la misma Liga que el Sevilla FC, ¿verdad señor Emery?
Es lo que tiene ser cagón, que te pasas 153 minutos (94 en el Nou Camp y 59 en Rotterdam) sin chutar ni una sola vez a puerta. ¡Qué pena!

No entiendo como un técnico que está viendo (si no lo ve el asunto es mucho más grave) que su equipo no funciona, espere a que le marquen un gol para mover el banquillo. Si ves que el equipo no va... haga usted algo antes de que luego resulte más difícil...
Muy lastimoso que el Sevilla FC espere a ir perdiendo para atarse los machos y comenzar a mirar a la portería contraria. ¡Qué pena!  

Partidos malos y sin nada de fútbol, pero ruedas de prensas cargadas de tomaduras de pelos... ¡Qué pena!

Que un campeón de la Europa League vaya dando esta imagen de equipo pequeño por Europa es una verdadera pena. Y que se piense que a este equipo no lo hace falta un portero, un lateral derecho y un centrocampista de verdad que cree algo de juego... también es una pena.

¡Qué pena es comprobar que el mejor arranque liguero de la historia no se correspondía en nada con la realidad...!
Pero claro, mientras algunos lo advertíamos otros se dedicaban exclusivamente a mirarse el ombligo.

Pero aún da más pena que en la Semana de la Afición, el Sevilla FC demuestre que le importa un pimiento su afición. Esto es para que algunos se lo mirasen y se les cayera la cara de vergüenza.
Más de 100 sevillistas retenidos en Rotterdam sin poder entrar al estadio mientras los consejeros del Sevilla FC no se les ocurre ni por un momento abandonar el estadio en solidaridad con los suyos. Esto hubiese sido una buena bofetada a la UEFA ante tal atropello y sobre todo un homenaje de verdad a la afición Sevillista.
Pero no. ¡Qué pena!

Y mientras tanto, la UEFA permite que las gradas de los seguidores del Feyenoord estén repletas de bengalas y que los aficionados visitantes no puedan ver a su equipo... ¡Qué pena!

Atraco en Holanda a más de 100 Sevillistas a los que se les ha impedido ver a su equipo y además se les ha metido la mano en la cartera. ¡Qué pena!
Para que luego la UEFA nos hable de "Respeto".
Un club es grande en el campo levantando títulos, claro que sí, pero también lo es cuando se hace respetar y cuando no permite  que pisoteen a los suyos.

En fin, esto es lo que hay. 
Una pena de ver a este director de orquesta en el banquillo, una pena de ver lo que ha sucedido en el terreno de juego con un partido horrible... y una verdadera pena del atraco que han sufrido en Holanda más de 100 sevillistas.

Lo dicho: ¡QUÉ PENA!


Foto: Miguel Ángel Morenatti


Últimos 10 Post Publicados:

Visitantes en Latidos de Nervión:

Archivos Post de LATIDOS DE NERVIÓN: